jueves, 28 de enero de 2010

...cuando estás en España 8


Cuando pasa cierto tiempo de vivir en el exterior, notas que extrañas pero sin darte cuenta de ello.

¿Como?, si mirá.... vas caminando por la calle y ves gente que te recuerda a alguien, decis: “uhhh mira que parecido a fulanitooo!!!”. Y resulta que ese fulanito no es nada más ni nada menos que una persona de Argentina. Si esto te pasa seguido, es porque extrañas Buenos Aires, así me dijeron que pasaría cuando inconscientemente piensas en la gente o en las cosas de allá.

Estos días me pasó seguido, será porque pienso en las reuniones de fin de año que me perdí? Jajajaja

Fin de año en Barcelona, con sus calles iluminadas, los balcones con los Papa Noel en miniatura colgados simulando entrar por ahí para entregar los regalos y algunos edificios reconocidos con adornos navideños...de noche, es un espectáculo aparte.




La Navidad, es una fiesta familiar, en donde las doce de la noche queda en las casas de cada familia. Salir a tirar petardos, rompeportones o cañitas voladoras? No no no... la calle es un silencio y el ruido está en el brindis de cada familia. Algunos miran el mensaje de Navidad del Rey, algunos ni eso.

Bueno pero para año nuevo revientan todo?... ehmm para año nuevo todos siguen por televisión las doce campanadas, que por cada una de ellas te comes una uva y pides un deseo. Así que tampoco hay petardos.

Mi deseo es que para el año que viene pueda coordinar: mis deseos con las campanadas y las uvas, (campanada-uva-deseo), pero cuando te comes la uva y pensas en el deseo ya está sonando la campana nuevamente y tienes que comer otra uva y dices, cual era el deso, y ya suena otra campanada...y así) Por eso estamos en crisis, porque nuestros deseos nunca se pueden cumplir si no los decimos, cuando pensamos en el deseo ya tenemos que comernos la otra uva.




Es igual a los tres deseos del cumpleaños, sabes que tenés que tener tres deseos en tu mente y cuando llega tu turno de soplar las velitas, tardas un poco, las miradas de todos te apuran, te pones nervioso, haces que pensas y soplas de una... ¿y los tres deseos?... se fueron con el soplido.



video

Cosas que Pasan...

3 comentarios:

Graciela dijo...

Javier me encantó lo que escribiste!! LOs deseos son maravillosos, nos dan esperanza, si los convertimos en decisiones mejor todavia y si accionamos para concretarlos, sin falta, se hacen realidad. Qué bueno que aun a la distancia sigamos en contacto. Cariños!!

Norma Kocura dijo...

Javi, re lindo lo que escribiste!!! y muy cierto.....
Como dice Sensei, nunca dejen de soñar!!! es lo que cuenta, lo que cuenta es el corazón por sobre todas las cosas. Sigamos aprovechando cada instante de nuestras vidas, atesoremos cada momento vivido y hagamos del hoy un nuevo punto de partida.
Por qué no te venis para el 27-02 que está el festi soka 2010!!!! sería increíble, te mando un beso grande, Norma K.

Anónimo dijo...

Javi:

Aca seguido nos pasa de cruzarnos a alguien y de decir: mira es igual a javier nicolas!!!, debe ser por que se te extraña papa!!! veo que te esta yendo barbarbaro, ojala que asi sigas y que se te cumplan todos los deseos!!!

Abrazo de gol!

Leandro IG

 

Cosas que pasan... Copyright © 2009 WoodMag is Designed by Ipietoon for Free Blogger Template