sábado, 27 de enero de 2007

Jamás pensé que me iba a pasar lo que me pasó

Yo sabía de tu presencia y de tus cuidados, muy prolijos por cierto. Cuando llego, estás y cuando me voy, sigues ahí. Pero la verdad, nunca pensé que me podía haber pasado esto con vos. Era una situación difícil y avergonzante por momentos. Yo me hacia el canchero, sacaba pecho cuando pasaba por tu lado, jugaba con el agua y me hacia el deportista en la arena. Creo que en algún momento logré tu atención, pero por unos instantes, fue ahí que me di cuenta que no solo te gustaba yo, sino a varios que mirabas con demasiado entusiasmo. En ningún momento pensé que podía pasar lo que pasó. Cuando no solo me mirabas a mí, sino a todos los que se te cruzaban, intensifique mis piruetas, para que solo me miraras y te olvidaras de ellos. Fue una difícil prueba la mía, y valla que si la fue. En ningún momento pensé que podía pasar lo que pasó. Tan solo quería robarte un beso, no era mucho pedir, pero claro, como poder hacerlo con tantos a tu alrededor… Dije en un momento, la beso aunque esto me cueste la vida, y fue así, o bueno, casi. En ningún momento pensé que podía pasar lo que pasó. Recuerdo que fui al mar, saltando como un deportista y nadando como tal,
en un momento miro para la costa, estaba re lejos, me agarró escalofrío, levanté los brazos para advertirte de mi situación y vos nada, creías q estaba jugando, yo desesperado y vos nada, nada, nadá hasta acá te grité.
Creo que me desmayé porque me despierto en la orilla, con un montón de gente a mi alrededor y con vos dándome ese beso profesional que no me gustó, me bastó para darme cuenta que lo hacías por dinero. Entonces me dije: Mejor me voy a la playa de al lado que hay una bañera que está más fuerte que vos.

0 comentarios:

 

Cosas que pasan... Copyright © 2009 WoodMag is Designed by Ipietoon for Free Blogger Template