miércoles, 12 de noviembre de 2008

¿Qué, Veranito?


El viento no paraba de soplar, y seguía el tiempo nublado, era la mañana pero parecían las siete de la tarde. Desde la habitación se escuchaba al viento chiflar, golpearse con las paredes del edificio y eso daba aspecto tenebroso y a la vez misterioso. ¿Por qué desde que llegué a Mar del plata, no salio el sol nunca? Una vez que salgo de vacaciones y me traigo la maya, ni un solo día de sol.El viento sigue soplando, y desde mi ventana se puede observar, a aquellos árboles que bailan al ritmo que el propio viento les impone y ellos tan débiles, sin autoridad e influenciables, se dejan llevar y llevar, y sus hojas multicolores se esparcen por toda la hostería, es más, toda esa vegetación que se encuentra alrededor de mi cabaña, se mueven al ritmo del viento.Todo eso se ve desde esta ventana, que está al lado del hogar a leña que acabo de prender y menos mal que funciona porque sino…A mi siempre me dijeron que en la costa hacia frió pero nunca pensé que tanto. Yo acá sigo esperando, sentado en este sillón junto a la ventana, preparado para ir a la playa.Pero ya no me quedan días de vacaciones. Ya se me pasó el mes sentado en este sillón que esta al lado de la estufa, y ésta al lado de la ventana, esa ventana que fue para mi, en soledad, como una compañera, ya que al no tener nada que hacer, y al no poder ir a la playa, me la pasaba mirando a esa gente, que allá a lo lejos, se tiraban desde esa montaña con los esquí y pasaban por mi ventana a casi 120 Km. /h.Una cosa mas… hay algo que me llamo la atención. Al lado de la ventana, junto al hogar de leña, hay un cuadro. Es un mapa del lugar muy pintoresco por cierto y con muchas actividades para hacer, pero mirándolo detenidamente sobre el, se puede leer. “San Martín de los Andes”.¡Qué nombre tan largo para un pintor, che!

(Escrito en el Verano del 05´)

0 comentarios:

 

Cosas que pasan... Copyright © 2009 WoodMag is Designed by Ipietoon for Free Blogger Template