viernes, 29 de diciembre de 2006

Navidad y Año Nuevo (entre la espada y la pared alimenticia)

Uno come cualquier cosa durante el año y trata de ser cuidadoso de lo que come llegando el verano.
Y claro, nos empezamos a poner menos ropa y se nos ven los rollos, se asoman como diciendo: ¡Queremos respirarrr!

Ya en septiembre,(y no dije seTiembre), con la primavera y los primeros calorcitos, vamos en busca de los primeros días del gimnasio. Pero como así de rápido es la decisión del gym, así de rápido es la deserción. Gana más la cama solar que la cinta o la bici fija. Panzones pero bronceados che!

Ahora, la pos-navidad me deja de cama. Cada año que pasa me voy a dormir más temprano. Noche Buena era la de antes. No me importaba gastarme la guita que me dejaba Papá Noel en petardos. Esperaba con ansiedad los regalos después de las doce de la noche y automáticamente salía a la calle a reventar los rompeportones al vecino que se fue a festejar la Navidad a otro lado, y bueno se la tenía jurada.
Salía a festejar con los vecinos con la ropa que me habían regalado esa misma noche. Y a medida que pasaron los años los fuí festejando no con los regalos puestos, sino con las sidras que me afanaba para tomar en la calle con mis amigos.
Por supuesto que volvia a la madrugada y me despertaban al día siguiente para seguir comiendo como si no hubiese alcanzado lo que devoré la noche anterior.

¡Qué manera de comer en Navidad! En esta semana entre Navidad y Año Nuevo, que es una especie de estar entre la espada y la pared...ALIMENTICIA, tratas de no comer mucho, porque sabes que después viene fin de año y en el medio de todo esto están las reuniones con TODAS las personas que conoces.
Terminás doblado, pesado, más que todo el año y te das cuenta que lo que bajaste durante estos meses ya no sirve, se fue por la borda.


Analicemos:

12/diciembre: Cena con ex compañeros de la secundaria.

13/diciembre: Cena con ex-compañeros de la facultad.

14/diciembre: Cena con exxpreso.

15/diciembre: Cena con las personas que conociste este verano.

16/diciembre: Cena con los compañeros de ajedrez.

17/diciembre: La cena de la empresa.

18/diciembre: La cena de los tontos.

19/diciembre: La cena de la ex-empresa.

20/diciembre: Cena con los amigos del club.

21/diciembre: Cena con amigos que conocí por internet.

22/diciembre: Cena con ex compañeros del trabajo.

23/diciembre: Cena con compañeros del trabajo.

24/diciembre: Bueh, que decir, noche buena a full.

25/diciembre: Feriado, y como tal, te comés todo lo que sobró durante la noche de ayer porque no trabajás.

26/diciembre: Intentas comer una ensalada pero no te da hambre.

27/diciembre: Cena con una pareja amiga para despedir el año.

28/diciembre: Cena con otra pareja amiga para despedir el año.

29/diciembre: Cena con amigos de la famila en casa.

30/diciembre: Cena con una de mis cuñadas.

31/diciembre: Chau 2006

01/enero: Otro feriado para comer todo lo que quedó del 2006

02/enero: Como sobró tanta comida todavia tengo algo para comer.

03/enero: Triglicéridos TAN ALTOS que me quedo DURO, me internan en el DURÁN para que DURE.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Me gustaría saber como fué este año, este tema de la comida, con el cambio de clima!! Peor??? Contá, Contá!!!besotes
Estelis

Anónimo dijo...

Feliz fin de año y mejor 2010, Javier.
De parte de Fernando Puente
PD: Con el frío te habrás lastrado a uno de los renos de Papá Noel.

Anónimo dijo...

Javi como siempre me encanta tu humor. Conta como fue este 2009 y si es verdad que con el frio se come mas. Porque mira que aca se come, y como!!!Un beso enorme Feliz Año y muchisima pero muchisi "merde"
Ah! soy Amalia y no tengo ni idea de si esto te llega realmente

 

Cosas que pasan... Copyright © 2009 WoodMag is Designed by Ipietoon for Free Blogger Template